El Racimo De Jade Y Los Ruiseñores

3.900,00

Pendientes de la Colección de la Ruta de la Seda. Estos pendientes se componen de flores de Jade, pájaros esmaltados y una pieza antigua de la joyería Mogol con un brillante en forma de pera y esmaltes en oro, como una flor de loto que se abre.   Se refleja notablemente en estas piezas la influencia de la Ruta de la Seda, siendo un homenaje a Extremo Oriente el uso del Jade tanto en las flores como en las bolitas de los racimos. Además, los pajaritos, las flores y los racimos forman parte de la orfebrería tradicional de la Ruta de la Seda, siendo símbolos comunes tanto en Valencia, como en el norte de India, Persia o Siria.

1 disponibles

SKU: VG-P-120 Categoría: